20/9/07

¿LES CREO?

Septiembre, mes noveno del año significa en Rep. Dominicana el inicio del año escolar, se abarrotan las tiendas , librerías, los padres con el grito al cielo con los altos precios, el abuso de los colegios, los uniformes, zapatos, los libros que no aparecen , etc.… es como si un torbellino arropara la ciudad y aunque usted no tenga hijos sufra la tensión y el desespero del ambiente. En días pasados mientras recorría una transitada calle de mi ciudad luego de salir de la faena diaria, con una olla (falta de dinero) deprimente que me tenia tocando fondo, traía la radio a volumen alto tratando de llevar mi mente a otro lugar, de pronto mi viaje fue estropeado abruptamente por un toque en el cristal del auto, viré la vista y allí estaba…

Era un niño de la calle, de esos que siempre extienden la mano piden dinero, de los que aparentemente no tienen casa, desee tener una cámara para captar el momento...¿Qué tenia de excepcional? , llevaba un pedazo de cartón escrito, “Necesito dinero para comprar mis libros”. Sinceramente me compró el chamaquito, si hubiera estado cobrada hubiera sido capaz de comprarle todos los libros que necesitase. Mas adelante en la misma calle pude ver un grupo de niños con el mismo letrero, eran como cinco o seis de ellos tocando en cada cristal que el semáforo les dejara. La vida ha sido mas dura, más cruda y más real con esos infantes de lo que ha sido conmigo en veinte y algo de años, han pasado hambre, yo no, han pasado sed, yo no, han dormido desamparados, yo no, han sido abusados, yo no, gracias a Dios no, quien sabe que otras cosas horribles han sufrido. Muchas veces piden para satisfacer vicios, vicios en los que han desgraciadamente han sido arrastrados, o simplemente piden para tener dinero, para poder comprarse cosas que desean tener.


Una vez estaba en una tienda de zapatos allí entro un niño descalzo que había convencido con su actitud de corderito manso, de quien no rompe un plato a una extranjera, una de esas rubias que resaltan en la mas densa oscuridad, de comprarle un par de zapatos pues supuestamente no tenia, la extrajera de buen corazón le concedió su petición no obstante le advirtieran que eso era un truco de ese niño y que inmediatamente ella diera la vuelta se quitaría el calzado y lo vendería, pues como quien lava y tiende, así mismo sucedió, la gringa salió de la plaza y el chamaquito se desnudó los pies, colocó el calzado en la caja y procedió a hacer negocios....


Parece que lo de los letreros están de moda entre ellos, letreros conmovedores como “Tengo hambre” (ese lo vi antes de ayer) están volviéndose populares, si lo enfoco desde un punto de vista comercial están aplicando una estrategia promocional, vendiendo su situación a los transeúntes y persuadiéndoles a que les den dinero, tal y como un vendedor amway, esos de ventas por nivel (aqui entre nos , los detesto) persuade a alguien para que se una a la red de ventas.


Tal vez sin saberlo estos angeles de calle descubrieron el marketing y están obteniendo alta efectividad del mismo. Entonces después de profundizar sobre esto, genero para mi misma una pregunta a la que no tengo una respuesta definitiva ¿Realmente estos niños piden para su educación o solo han descubierto una estrategia de marketing?

10 comentarios:

CHJ dijo...

Bueno Anacaona, este es un tema sensible. A mi me parte el alma cada vez que veo a un niño a un anciano pasando necesidad en la calle. Pero no es menos cierto que los pequeños muchas veces se han entregado a los vicios, o en ocasiones más graves son manipulados por adultos sin escrúpulos que los usan como carne de cañón para conseguir plata.
Tu análisis sobre el marketing me ha dejado pensativa, pues no lo había visto de esta manera. Lo del os cartéles no me sorprende. Akí en Venezuelo lo usan mucho. De hecho hay algo que me molesta muchísimo y es exponer a los bebés y a los niños enfermos en un semáforo. Se me ha arrugado el corazón de ver a una niña con deformidad como es paseda en una silla de rueda a través de la avenida a las 12 del mediodía. ¿Por qué las autoridades permiten ese abuso?
Te preguntas si debes creer. Yo a veces me pregunto por qué en el mundo hay tanta injusticia. Y este tipo de situaciones son las que me hacen pensar que cada día se muere un poquito más la bondad, no en nosotros como personas, sino en nosotros como conjunto, como ese grupo que se hace llamar sociedad.

BB dijo...

esa es la pregunta del millón, como sea, es tan triste y se siente tanta impotencia. Querrán ellos ayuda o sólo que le demos las moneditas? volvemos a la pregunta.

un saludo!

Anacaona dijo...

CHJ,

Como decias en uno de tus post, se nos ha ido la sensibilidad poco a poco, estan comun ver estas escenas en nuestras calles que hasta las pasamos por alto de manera tan natural.

Tambien a mi me ha molestado el abuso de ver a esas mujeres en pleno sol al rojo vivo, como decimos aquí un sol que pica con esos bebecitos, eso parte el alma.

Las autoridades ahi pintadas, aunque una vez se pusieron en eso y recogieron a todos los niños de la calle medida aplaudida casi por todos, pero como sabras lo bueno no dura...

Yo me pregunto les creo?, porque al darles dinero me pongo en la disyuntiva, les estoy ayudando a mejorar o les estoy hundiendo mas en su pobreza?


bb,
Hola , bienvenida, haz tocado una palabra clave, impotencia, es lo que se siente al ver estos niños en esta situacion, sin dolientes, y sin nadie que alce una voz por ellos.

Gracias x comentar.

Baakanit dijo...

Las estrategias del charlatan son antiquísimas y variadas.

Muchos empleamos marketing en nuestra vida diaria sin saber que lo hacemos.

Parte el alma que cosas así sucedan, una muchas veces termina dándole dinero a la persona equivocada. Yo prefiero ayudar la gente que conozco que realmente necesitan, con los desconocidos soy un poco indiferente.

El otro día vi un letrero de una señora fea y cincuentona.

"Deme algo que dejé la prostitución y no tengo para comer."

Y yo en mi mente? Prostitución? Y quién se ofrecería a que usted le hiciera el trabajo. Bueno... nos conmueven cuando quieren con tantos letreros nos vamos endureciendo.

Te cuidas Anacaona, te felicito por la calidad de los temas que eliges para exhibir en tu blog, le estás dando muy buen uso.

Au revoir

Luis Jerez dijo...

Anacaona, pues no debes dudarlo. Es marketing que están utilizando. Aunque yo no me iría tan lejos como Engels y llamarles charlatanes, ni tampoco rebajarme como chj y ponerlos como víctimas. Hay que aceptar la complejidad del asunto. Ponerle un dedo a esa situación es hacer que se escurra a otro lado como bola engrasada. ¿Qué tan diferente es el niño que pedía zapatos, del que pedía para libros? En realidad no le daremos seguimiento a ver si en verdad los libros se comprará, si los usará, si pasará los exámenes, y se graduará. Esa es la apuesta de ellos con los demás. Como nunca se sabrá el futuro de lo que le das, solo te quedas con la imagen triste y enternecedora de la miseria, enganchas, y uno más que cayó en el negocio para ellos. Ponte a pensar.

Una vez yo y mis amigos de la juventud nos pusimos en el parque Eugenio María de Hostos con carteles creativos para joder al que pasara como QUISIERA PODER VER EL AZUL DEL MAR, ese lo llevaba yo con gafas oscuras, QUIERO SER FUERTE Y CORRER Y JUGAR, ese lo llevaba la chica que fue mi primera novia para que le dieran de comer, y otro amigo mío se las pasaba observándo a ver quien caía. No cayó nadie, nuestra vestimente nos delataba pero cómo miraba la gente. Supongo que esos niños, o quien los maipiolea, afinarán las estrategias, y harán carteles que el den justo en el corazón de quienes les vean haciendo carteles como ME GUSTARÍA DESCUBRIR LA MAGIA DE LA LECTURA, QUIERO APORTAR PARA LA CENA DE NOCHEBUENA, DESEO POR PRIMERA VEZ SONREIR ESTE DIA DE REYES. En realidad que no me sorprendería.

Baakanit dijo...

Muy poéticos tus letreros Luis, estaban muy trabajados, muy bien hechos, con razón la gente no caía.

Los harapos que esos chicos se ponen le dan más realismo al asunto.

CHJ dijo...

Luis Jerez, que tal?
En ningún momento busqué rebajarme al dar mi punto de vista, quizás no esté tomando el sentido del comentario como es debido pero la palabra es chocante, al menos para mí.

"Aunque yo no me iría tan lejos como Engels y llamarles charlatanes, ni tampoco rebajarme como chj y ponerlos como víctimas"

Te respeto tu opinión no son charlatenes como dijo Engels y no son victimas como digo yo. ¿Entonces cual es tu posición?

Es totalmente cierto que la situación es compleja y colocarnos de un lado de la balanza podría tomarse como "ligereza" dependiendo de los criterios de la vida, que para cada quien son distintos, porque dependen de la cultura, de los hechos que hayas vivido y de la situación en la que te desenvuelves.

Yo mantego mi posición en considerar que estos niños son victimas. Victimas de la vida que los puso en esa posición porque ninguno ecogió nacer para eso. Victimas de las malas decisiones de sus padres, ellos no pidieron nacer para mendigarte y hacer "merchandiser" con su miseria en las calles. Victimas del mal manejo de los recursos de los países. Victimas de la corrupción no sólo de los políticos, sino de cada uno de nosotros cada vez que hacemos algo injusto que nos beneficia unicamente a nosotros mismos sin pensar en las consecuencias para los demás. Victimas de lo incrédulo que nos hemos puesto por el egoismo del mundo.

Me llamen romántica o perseguidora de utopías, yo estoy del lado de los que los consideramos victimas. Y lo peor es que nos quejamos, tenemos la voluntad de señalar pero no de hacer algo.

Saludos.

Anacaona dijo...

Baakanit...

Es distinto un niño que un adulto, no creo que sea justo llamar charlatan a un pequeño que no le enseñaron otra cosa que pedir o robar, y que no tuvo la mano firme y amorosa de un padre que lo llevase por buen camino. Esto no quiere decir que los justifico esta misma actitud cuando crecen ya que a medida que esto sucede van tomando consciencia de lo que esta correcto y de lo que no es.

"Y yo en mi mente? Prostitución? Y quién se ofrecería a que usted le hiciera el trabajo."

Hay gente desesperada en este mundo, JAJAJAJAAJA.

Tchao, soignez-vous.

Luis,

Estoy de acuerdo de que el asunto es complejo y todo depende del cristal com que se mire, no estoy de acuerdo con baakanit en llamarle charlatanes a estos niños pero mucho menos veo denigrante la idea de tratarlos como victimas, y muchos de ellos lo son pero otros no,algunos son pequeños maleantes en potencia eso nos conta a todos, ahi es ta la complejidad que señalas, como distinguimos al que es un malandrito del que es una victima? No podemos, simplemente no podemos, asi como no podemos decir que el creer que son victimas es rebajarse.

Los mensajes que propones definitivamente causarian un impacto mayor en los transeuntes.

Saludos y un abrazo.


CHJ,

Rebajarse, es una palabra delicada, sin embargo me inclino a pensar que tal vez la escencia del punto de vista de Luis es que no esta en los extremos del asunto como lo estan tu y Engel. No todo es blanco y negro, en este mundo hay muchos grises con distintos tonos y debemos a aprender a reconocerlos.

Como lo pones entonces todos somos victimas, yo no pedi nacer pobre y pasar trabajo, vivir en un barrio, guayar la yuca para salir adelante,tampoco pedi nacer para eso, entonces tambien soy una victima de la vida.

Desangrada, un abrazo y una BFT.

CHJ dijo...

Anacaona jamás he pensado que la vida es blanca o negra solamente. De hecho cuando hablo de los diferentes criterios de las personas asumo que la vida tiene un amplio espacio en el que se distinguen unos carteles multicolores, no solamente grises.

Si te fijas bien nadie escoge la vida que tiene. A los que les va mal se sienten victimas, y a los que les va mejor, se sienten afortunados. Así es la dinámica del mundo. Vienes a él y juegas el papel que te toca, que te asignaron, donde tu nunca opinaste.
A veces yo me siento victima de mi suerte y otras tanto, cuando veo a los infantes que mencionas, me doy cuenta que lo mio es una estupidez, pues gracias a Dios a la suerte, al destino, como lo quieras llamar, no estoy tan mal como a ese que veo pidiendo en una calle porque quizás tiene hambre o quiere ir a drogarse.
Pero, me pongo en sus zapatos y pienso que aunque algunos sean unos malandros antes de ser juzgados y señalados debe pensarse en las situaciones que les ha tocado vivir. Todas las veces que se han acostado sin llevarse un bocado a la boca. Y todos sabemos que la bondad no es precisamente lo que abunda en el mundo. Ellos se ven cercados a hacer lo que puedan para susbsistir en esta selva de concreto. NO estoy justificando las malas acciones, los vicios, el robo y todo lo que conlleva la miseria, pero no me parece justo que se señale sin antes haber pasado ni siquiera por la quinta parte de la necesidad que ese niño que te apareció con ese cartel poético en la calle pudo haber vivido con menos tiempo en la tierra que él que tu llevas en la universidad.
Es verdad que algunos se dejan llevar por lo malo, cuando ya tienen conciencia de lo que hacen. Pero ¿Quien les ha enseñado el lado bueno del mundo cuando todo se lo han tenido que ganar a lo malo o morir en la desidia?

Un abrazo y doble BFT pa tí también.

Anacaona dijo...

CHJ,

Elemental mi querida, esto es una ruleta y a cada quien Dios le asigna una vida distinta, y uno tiene que vivirla. Cuado nos mortificamos con nuestras cargas es bueno mirar la de los demas, siempre nuestra cruz parece mas pequena cuando miramos las que llevan a cuesta los otros.

Hay que tener empatia para comprender la situacion de estos ninos, a algunos nadie les ha ensenado el lado bueno, pero muchas veces no es necesario que alguien se los ensene, he visto testimonios de quienes fueron ninos de la calle que lograron cambiar su modus vivendi con su fuerza de voluntad tocaron puertas y para su suerte les respondieron. La mayoria por desgracia se queda atrapado en el ciculo.

Saludos,